vai al contenuto della pagina vai al menu di navigazione
 

Revista Puente@Europa

La primera serie de Puente @ Europa se publicó entre 2003 y 2004. De formato reducido, constituyó un aprendizaje del trabajo editorial y gráfico. Vinculada a temas de integración y cooperación entre Europa y América Latina, la revista estaba dividida en dos secciones (En el camino, con entrevistas, e Instrumentos de análisis, con artículos) pero sus números no eran todavía temáticos, ni se encontraba disponible on-line.

Entre 2005 y 2007, la revista acompañó la creación y el desarrollo del proyecto OBREAL, brindándole un espacio de elaboración teórica a los temas de interés de la red. En este período se impuso la tradición de conformar números temáticos y bilingües (español e inglés).

Durante 2008, la revista se encaminó en un "cruce del desierto": se redujo su publicación a un sólo número anual y en castellano. La edición del 2008 fue editada como número especial en ocasión de los diez años de UNIBO - AR. La edición del 2009 dedicada a los treinta años de la primera elección por sufragio universal del Parlamento Europeo, inauguró la serie de publicaciones del Centro de Excelencia Jean Monnet.

A partir del 2010, la revista adoptó un formato semestral, manteniendo la tradición de los números temáticos y su edición en castellano.

A partir del número 1 de julio 2011, y debido a la profunda crisis por la que atravesaba Europa, se modificó la segunda sección de la revista, denominada Archivos del futuro, para poder así incorporar documentos emblemáticos del debate contemporáneo. Con la clausura del Centro de Excelencia Jean Monnet, la publicación de la revista fue suspendida. Todos  los contenidos de su segunda serie, en versión digital descargable, se encuentran  en AlmaDL Journals - Riviste scientifiche Open Access. En versión de lectura, la revista se encuentra en ISSUU.

A modo de memento de la revista, de sus objetivos y los valores que quiso promover, reproducimos la presentación escrita en 2005, que queda como retrato fiel de la postura que sustenta nuestro trabajo editorial.

 

Presentación Puente@Europa, numero 0 nueva serie, 2005

El sistema internacional, así como la sociedad y el mercado, es un lugar de enfrentamiento y de lucha. Las causas del enfrentamiento y las modalidades de lucha cambian según las circunstancias históricas y los instrumentos que los actores puedan utilizar para que su propia acción sea eficaz; análogamente, las mediaciones propuestas y las soluciones alcanzadas son constantemente modificadas bajo el apremio de nuevos desafíos.

De todos modos, no existe, como habitualmente se piensa, una división precisa entre aquellas tres esferas, la internacional, la social y la del mercado, ni desde un punto de vista epistemológico, ni desde las dinámicas de su desarrollo. No hay, en realidad, un desorden hobbesiano en el exterior, un orden bajo el control del estado en la esfera social y un mercado autorregulable en la esfera económica y financiera. La así llamada globalización ha consolidado el entrelazamiento de las tres esferas y vuelto ineludible una aproximación coordinada al análisis de las cuestiones correspondiente a las tres esferas.

El espacio público, la polis, es el lugar en el que históricamente se han mediado estos conflictos, a través de "instituciones" que comprenden en su interior "cosas" y "discursos", parlamentos y jurisdicciones, partidos políticos y normas constitucionales.

El derecho encarna principios, sugiere los medios para ponerlos en funcionamiento y los procedimientos para tutelar este delicado proceso. Pero el veloz fluir de la realidad crea siempre nuevas oportunidades, y con ellas, espacios de conflicto que la política, antes que el juez, está llamada a manejar. La mediación requiere, ante todo, acuerdo sobre el significado de los términos; en segundo lugar, claridad sobre los objetivos que los actores en juego pretenden perseguir, claridad que, a su vez, tiene raíces en el análisis de la realidad, además de la escala de valores de los actores políticos.

Desde el fin de la Guerra Fría se ha acelerado la tendencia a olvidar la importancia de estas precondiciones para el diálogo. Hay confusión sobre el significado de los términos, a los que cada uno intenta dar un valor instrumental, no hay claridad sobre los objetivos de los actores en juego, todos concentrados en tener detrás una opinión pública recogida en el fugaz instante de los sondeos, no hay una discusión abierta sobre las alternativas de análisis, discusión sustituida por la estigmatización del "adversario".

Antes de ser electo presidente de Uruguay [en 2005], Tabaré Vázquez declaró en el cierre del último Congreso del Frente Amplio: "Tenemos que desperezar la utopía. Tenemos que recrear la ilusión", aclarando luego que "aspirar a lo imposible es tan irresponsable y reaccionario como lo que hay".

Es precisamente en este espacio entre lo "existente" y lo "imaginario" que la revista Puente @ Europa aspira a situarse, buscando describir e interpretar la realidad sobre la base de una investigación basada en un genuino compromiso ético, el mismo referido por Vaclav Havel, que invita a no rendirse ante las leyes ineluctables de la historia (ni las marxistas, relativas a la caída del capitalismo, ni las liberales, relativas a su triunfo) porque en ambos casos, en las sociedades del socialismo real del pasado y en aquellas neoliberales de la actualidad, "no hay espacio alguno para la acción moral del individuo".

Es confortante y significativo al mismo tiempo, ver cómo justamente de América Latina y de los países de la llamada "nueva Europa" llegan hoy los más firmes estímulos en este sentido. Estímulos de los que la vieja Europa, cuna de aquella civilización industrial que está en la base de las transformaciones que más profundamente han tocado el mundo en los últimos doscientos años, tiene particular necesidad y que, al mismo tiempo, puede tal vez ayudar a conjugar sobre la base de su revolucionaria experiencia integradora.

Puente @ Europa pretende ser un instrumento para articular estos estímulos, sobre la base de las experiencias de América Latina y de Europa, y para consolidar al mismo tiempo el vínculo entre ellos. En los números de la revista serán afrontados aquellos que sean considerados por los coordinadores como los nudos centrales en torno a los cuales comenzar a desarrollar una discusión, para reapropiarse de un espacio político a través de los instrumentos que nos son propios: la pluma, la inteligencia y la palabra.

Lorenza Sebesta, Directora Ejecutiva de Puente @ Europa

Temas relacionados

Revistas Puente Europa
Revistas en formato lectura
AlmaDL Journals
Revistas en formato descargable