vai al contenuto della pagina vai al menu di navigazione
 

Seminario Internacional | Utopía, historia y epistemología en la construcción de Europa y América Latina

En el marco del proyecto Jean Monnet “El pasado y el futuro: una mirada desde las dos orillas”, el Centro de Excelencia Jean Monnet con la colaboración de la Universidad Nacional de Tres de Febrero, organizó, los días 18, 19 y 20 de noviembre de 2013, el seminario internacional “Utopía, historia y epistemología en la construcción de Europa y América Latina”.

Reseña

Lunes 18 de noviembre – Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF)

En sus palabras de bienvenida, Agustín Colombo Sierra habló del interés en temas de integración y de Europa del cual  UNTREF ha hecho muestra hace tiempo, así como de la exitosa colaboración con la Universidad de Bologna en este sentido en los últimos años.

Cesar García Álvarez definió a Europa como "utopía realizable y en fase de realización" y se detuvo sobre los tres contratos subyacentes a la integración europea: el contrato intergeneracional, el contrato interclasista y el contrato interterritorial. Puso en foco también los datos brutos con los cuales esta utopía realizable se debe confrontar. Los sintetizó en tres cifras: 7% (de la población mundial se encuentra en Europa), 25% (de la riqueza mundial es producida en Europa), 50% (del gasto social mundial es desembolsado en Europa).

Lorenza Sebesta explicó el origen del seminario, cuyo afán fue rescatar la dimensión "cultural" de la integración, en contra de la falsa idea de que el "economicismo" domina naturalmente dicho proceso. Definió la tarea de los intelectuales, desde Kant, y aún más en tiempo de crisis, como aquella de recordar que nuestra mente no refleja a una supuesta realidad (sea ella social, económica o política), sino que la construye a través de las categorías con las cuales la interpreta. A las categorías unidimensionales y simplistas que predominan entre los economistas, hay que oponer aquellas más elaboradas que pueden surgir de las ciencias sociales. El seminario pretende, entonces, reflexionar sobre estos temas de fondo, vinculados, a la vez, con las dimensiones epistemológicas, utópicas e históricas de Europa y América Latina en cuanto "construcciones" del hombre y para el hombre. Agradeció a la Unión Europea por brindar los medios materiales y la libertad intelectual para abordar estas cuestiones y a UNTREF por colaborar en la tarea de programación y organización del evento.

Alejandro Bancalari, en su exposición sobre los aportes de mundo grecorromano a la construcción de Europa, se refirió a los temas de la libertad (en oposición al despotismo), de la paideia (o sea de la educación y socialización en los valores de la polis) y de la ciudadanía (otorgada a todos los habitantes del Imperio Romano a partir del edicto de Caracalla, 212 d.C.) como su legajo más importante.

Klaus Gallo habló de la utopía utilitaria de Jeremy Bentham, basada en una mirada escéptica de los derechos naturales (que habían sido centrales a la hora de fundamentar la libertad en pensadores como Locke o Rousseau) y en una confianza absoluta en el poder transformador de las leyes. Hizo también referencia al ideario republicano y democrático que, a través de Bentham, llegó a los líderes de la independencia latinoamericana; en particular a Bernardino Rivadavia, quien tuvo relaciones personales con el pensador inglés, pero también Bolívar –al menos en el primer tramo de su carrera.

Alberto Filippi habló del liberalismo como la utopía del siglo XIX y del socialismo como aquella del siglo XX. Definió los rasgos característicos del liberalismo del "Nuevo Mundo", y su desfase con respecto al modelo inglés en lo económico y en lo político. En América Latina, opinó, la no realización de la utopía liberal en lo que respecta a la democracia económica conllevó al fracaso de la utopía socialista.

Roberto Lampa abrió la discusión con algunas preguntas provocadoras sobre el conservadurismo del liberalismo de Bentham y sobre el peligro, epistemológico y político de exportar modelos económicos y políticos hacia una realidad social diferente con respecto a aquella que los originó. Un debate vivaz cerró la sesión inaugural.

 

Martes 19 de noviembre - UNTREF

Manuela Boatcă destacó la importancia de los "márgenes" geográficos, sociales y políticos como lugares privilegiados para empezar una crítica alcommon knowledge en temas de modernidad. Planteó la necesidad de salir del pensamiento binario occidental basado sobre una serie de oposiciones (primitivo/ civilizado, tradicional/moderno), para recuperar la importancia, epistemológica ante todo, de las situaciones "semiperiféricas" y para entender las dinámicas de su desarrollo.

Patricio Geli retomó el tema de los "márgenes", planteando su importancia a la hora de poner de relieve las "aporías" del centro. En lo que refiere a la mirada de los socialistas europeos hacia América Latina, destacó su impostación teleológica –que abogaba por una diferenciación topográfica entre los países en función de su posibilidad de alcanzar la revolución. Subrayó luego las falencias de su pretensión universalista, como también su dificultad a la hora de encarar la cuestiones colonial y nacional (cuestiones claves por América Latina) con lecturas que hacían más bien hincapié en instrumentos gnoseológicos tal como la teoría del valor y la lucha de clase, típicos de occidente.

José Paradiso enfocó su presentación en el tema del debate acerca de la modernización en América Latina. Explicó cómo la Argentina del centenario, símbolo elocuente de la modernización, es para el sociólogo e  historiador un microcosmos muy útil para reflexionar sobre las ambigüedades del fenómeno. Para muchos de los economistas heterodoxos latinoamericanos, el camino recorrido para alcanzar esta modernización (desde la "periferia", como proveedora de productos agrícolas), junto con la adopción de modelos culturales y de consumo de los países "centrales" (volcados al consumo de bienes de lujo –todos ellos importados), impidieron que la modernización del país se transformara en un real desarrollo. Paradiso hizo luego mención a las otras dos interpretaciones clásicas del fenómeno, la sociología del desarrollo y las teorías de la modernización, esclareciendo sus logros y fracasos en lo analítico y en lo prescriptivo.

Al iniciar la discusión, Andrés Kozel planteó preguntas puntuales para cada orador, brindándoles la posibilidad de aclarar conceptos sobre los cuales, por falta de tiempo, no habían podido detenerse. Fue así que Boatcă pudo explayarse sobre el tema de los países "semiperiféricos" que, tal como Rumania o Argentina, funcionan como "colchones" (buffers) entre centro y periferia y dan "estabilidad" al sistema-mundo. Esta misma división fue criticada por no corresponder más, en los tiempos actuales, a la más compleja conformación del sistema de producción a nivel global y a la "financiarización" del capitalismo.

Adam Czarnota habló de la importancia de los imperios austro-húngaro y ruso a la hora de entender la relación entre estado y modernización en los países de Europa Oriental, subrayando la escasa importancia del pensamiento ilustrado en los debates políticos de aquella región. Asimismo, calificó la modernidad de Europa Occidental como un proyecto fundado en 1. La racionalidad; 2. La construcción de una sociedad civil; 3. la libertad como falta de dominación (no como autonomía). Habló de los rasgos legales y filosóficos del concepto de Reich en la época nazi, de las relaciones entre Unión Soviética y los países del Comecon durante el régimen de socialismo de estado y de la renovación del concepto de modernidad (tal vez post-modernidad) luego del ingreso de los países de Europa del Este en la Unión Europea.

Según Stefano Bianchini, el siguiente orador, la utopía comunista nunca llegó a tomar forma concreta en los países de Europa Central y Oriental. Por cierto, hubo industrialización y hubo coerción. Sin embargo, los modelos de industrialización cambiaron según la época (Bianchini hizo hincapié, por ejemplo, en el abandono de la autarquía después de la muerte de Stalin) y según los países. En general, hubo una polaridad en la cual la Unión Soviética y Yugoslavia estaban en los extremos opuestos y muchos fueron los intentos de reforma, cado uno con su propia historia y especificidad, algunos abogando por la economía mixta y otros por el mercado regulado.

José Faraldo, citando al escritor polaco Kazimerz Brandys, destacó cómo la identificación con Europa en una familia burguesa polaca de la primera mitad del siglo XX tenía mucho que ver con un "deber moral". Mientras que los viajeros de la Ilustración habían visto el retraso económico y social de los países de Europa Central y Oriental como una situación temporánea, viajeros posteriores empezaron a atribuir este fenómeno a rasgos nacionales (el carácter asiático de los rusos, los polacos como "gente del este") de los cuales sería posible salir gracias a procesos de "europeización". Al mismo tiempo, la identidad polaca se vinculaba a valores de claro contraste con la ética capitalista que había caracterizado a Europa Occidental, es decir, el desprestigio del comercio, el amor de la libertad y un cierto espíritu anárquico rebelde.

Tomás Várnagy, en su rol de coordinador del panel, se preguntó si Europa Occidental sería aún hoy una utopía para Europa del Este (como lo fue en algún momento) y retomó algunos puntos de las presentaciones para enfocar el debate en  temáticas todavía discutidas sobre la construcción de Europa y América Latina, tal como la relación entre identidad e instituciones y el problema de la fronteras.

 

Miércoles 20 de noviembre - Università di Bologna, representación en la República Argentina

Lorenza Sebesta abrió la mesa redonda planteando algunas pautas disparadoras para el debate. Al hacerlo, hizo mención a un mensaje de Andrés Kozel que, a partir de su participación en el debate del día anterior, había condensado las inquietudes generadas por el seminario. En particular, se preguntaba Kozel "hasta qué punto las periferias/semiperiferias tendrían capacidades para forjar su/s propia/s utopías" y hasta qué punto se podría hablar, tal como lo hace Walter Mignolo, de intentos de "desoccidentalización", refiriéndose a teorías como aquella de la dependencia que, aun criticando la visión occidental del desarrollo y el papel al cual éste condena a los países "periféricos", participa de su mismo universo, ya que lo que aboca es modernidad y desarrollo industrial.

Sebesta mencionó otras cuestiones problemáticas surgidas a los largo de los dos intensos días de trabajo, tal como la "periferidad", que aun siendo, políticamente, un elemento de debilidad, se vuelve, epistemológicamente, un  elemento de fortaleza. Citó como otro concepto problemático que había aparecido en varias intervenciones los días anteriores aquel del mestizaje, retomando el texto de Serge Gruzinski en el cual el autor aclara que el mestizaje (metissage), en el Imperio español del final del siglo XVI/principios del siglo XVII, fue un medio para legitimar su propia hegemonía y se puso en marcha a través de una serie compleja de mecanismos institucionales y prácticas sociales. Retomando el tema de la "construcción" de Europa y América Latina, se preguntó cuáles serían los agentes de dicho proceso y como cambiarían a lo largo de la historia.

La discusión abordó estos y otros temas que surgieron a partir de la participación de los distintos integrantes de la mesa redonda.

 

ACTIVADES COLATERALES

En ocasión de su visita a la Argentina, el Centro de Excelencia auspició la presencia de los participantes en el seminario en distintos eventos, entre los cuales se encuentran:

El viernes 15 de noviembre, 18 hs, Manuela Boatcă  ofreció un seminario sobre "Ciudadanía, comunidad y desigualdades globales" en el Instituto de Investigaciones Gino Germani, en el marco de las actividades organizadas  por el "Grupo de Estudios sobre Teoría Sociológica y Comunidad" (IIGG, FSOC, UBA).

El lunes 18 de noviembre, a las 11 hs, Stefano Bianchini ofreció una clase abierta en la Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires (UBA). Con una introducción del profesor Tomás Várnagy, la clase se centró sobre la aplicación del socialismo de estado en los países de Europa Central, sus reformas y el posterior acercamiento de estos países a  la Unión Europea.

 

ESTA ACTIVIDAD SE REALIZÓ CON EL APOYO DE LA UNIÓN EUROPEA EN EL ÁMBITO DE LA ACCIÓN JEAN MONNET

Temas relacionados

ISSUU Sobre la Utopía
Revista en formato lectura
AlmaDL Journals
Revista en formato descargable