vai al contenuto della pagina vai al menu di navigazione
 

Conferencia | Los desafíos de la Unión Europea: de la economía a la política

En el ámbito de sus actividades de difusión, el Punto Europa – CEJM participó de la sesión académica a cargo de Jerzy Buzek, presidente del Parlamento Europeo, organizada en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales, el miércoles 21 de diciembre 2011. Buzek hablo’ de “Los desafíos de la Unión Europea: de la economía a la política”

RESEÑA

Después de los saludos del director del CARI, Adalberto Rodríguez Giavarini, Lorenza Sebesta describió brevemente la semblanza del orador, haciendo referencia a tres elementos cruciales de su biografía.

El primero tiene que ver con las peripecias vividas por su lugar de nacimiento, Smilovitz, hoy en día en Polonia. Él mismo, en una entrevista ofrecida en 2010 a la revista Puente@Europa[i][i], contaba su existencia de "polaco, nacido en un pueblo ocupado por los nazis, que ha cambiado de las manos checas a las polacas un par de veces". De aquí, la plena conciencia del carácter efímero de los estados nacionales y una actitud cosmopolita hacia el mundo. No es la identidad nacional la que preocupa a quien vivió este tipo de experiencia existencial, sino más bien la libertad –libertad de movimiento ante todo, de palabra, de elección política. No es casual, subrayó Sebesta, que otros ilustres padres de Europa, tal como Robert Schuman y Alcide De Gasperi, compartieran con el invitado la característica de haber nacido en regiones fronterizas, que pasaron de manos a lo largo de sus propias vidas, lo que les brindó una actitud algo alejada de todo lo vinculado con la nacionalidad y el nacionalismo.

Sebesta recordó después que Silesia, donde se ubica Smilovitz y donde Buzek se formó, es una de las grandes regiones carboníferas de Europa, protagonista de la primera revolución industrial, con gran tradición de trabajo en las minas y luchas políticas. Buzek, graduado en ingeniería química, dividió su vida entre la carrera profesional, nacional e internacional, y la actividad política. Involucrado en los más altos niveles de Solidarność, participó intensamente de su temporada heroica, cuando las luchas del sindicato polaco abrieron una grieta importante en el monolitismo del régimen comunista polaco. Fue primer ministro de 1997 a 2001, ayudando, a través de su gobierno de coalición, a consolidar la democracia en el país y reformar su sistema de jubilación y salud, sin olvidar su continuo trabajo a favor de los derechos humanos y de la memoria de la shoa.

Finalmente, la oradora hizo hincapié en el tercer elemento crucial de su biografía, su participación en el proyecto europeo, empezando con las elecciones europeas de 2004, las primeras a las cuales se sumó Polonia. En esta instancia, Buzek fue elegido con el mejor resultado en términos de voto de toda Polonia. Después de su reelección al Parlamento Europeo (PE), en 2009 fue nombrado presidente de la eurocámara –una vez más, con gran éxito popular, siendo votado por 555 de sus colegas  sobre un total de 644 voto expresos y imponiéndose de este modo como el presidente del PE con sostén más amplio desde la primera elección (1979).

Sebesta terminó su descripción con dos citas tomadas del discurso de investidura en 2009, en el cual el recién nombrado presidente dio cuenta de su postura hacia la política. "Los griegos" dijo en aquella instancia "que inventaron la democracia, acostumbraban a decir, por voz de su maestro Aristóteles, que el indicador de la madurez humana –y por tanto también social- era la capacidad de resolución de conflictos y de conciliación de intereses contrapuestos no por la vía de la violencia, sino a través del dialogo y del debate". Y, un poco más adelante, se refirió a una opinión expresada por la filosofa alemana de origen judío Hanna Arendt, según la cual "la política es el único ámbito, junto con la religión, en el que pueden darse milagros".