vai al contenuto della pagina vai al menu di navigazione
 

Indicaciones y normas para la gestión de las citas y de las bibliografías

¿Qué es una cita?
Las citas bibliográficas nos sirven para indicar las fuentes de información (tomos enteros, artículos, manuscritos, comunicaciones audio/video u otros textos) a las cuales nos referimos en otro documento. Estas pueden ser presentadas como citas directas, cuando entre comillas aparecen las palabras exactas del autor, o pueden ser paráfrasis, o sea elaboraciones personales de los escritos de otros. Además, es posible referirse a textos de otros autores comentando también ideas y teorías expuestas en dichos textos. En todos estos casos es oportuno proveer al lector de las fuentes de referencia. Las citas nos ofrecen las informaciones necesarias para identificar la fuente de la que proviene el texto, por eso son fundamentales:

  • Apellido y Nombres del autor
  • Título de la obra
  • Lugar de publicación y nombre del editor
  • Fecha de publicación
  • Referencias a los números de páginas del material citado


¿Por qué citar a las fuentes?

Las fuentes han de ser citadas para:

  • Darle crédito al autor
  • Ofrecerle al lector la posibilidad de encontrar el texto original
  • Poder confrontar ideas y opiniones de distintos autores enriqueciendo de tal manera la investigación
  • Documentar la entidad y la naturaleza de las propias investigaciones
  • Reforzar las argumentaciones expuestas en la propia tesis
  • No cometer plagio


¿Cómo citar las fuentes? Estructura de la cita
El estilo para citar depende de la disciplina a la que pertenezca el investigador mientras que la estructura de la cita es decidida por el tipo de obra que se quiere citar (monografías, artículos, fuentes web, etc.) En líneas generales, las citas pueden ser incluidas dentro de un texto como inserciones “en el cuerpo” del texto y “fuera del cuerpo” del texto. Las citas en el cuerpo del texto se usan en caso de citas breves, en general menos de 40 palabras, el texto citado literalmente es integrado y encerrado entre comillas.
Las citas fuera del cuerpo del texto se utilizan con citas más largas o cuando son objeto de análisis, al pasaje citado hay que insertarlo sin comillas y no estar alineado con el texto principal.
En ambos casos, es necesario que el texto sea copia fiel del original. En donde haya omisiones éstas deberán ser señaladas, por norma con tres puntos suspensivos. Cuando haya agregados para relacionar mejor el contenido citado, éstos serán resaltados con paréntesis cuadradas.


¿Cuál estilo elegir para citar?
Existen distintos tipos de estilos para citar que varían según la disciplina de pertenencia. Para poder permitir una rápida recuperación del texto citado, las citas deben ser claras y exhaustivas en cuanto a las informaciones provistas y coherentes con la aplicación del estilo elegido (una vez elegido un estilo para citar, debe ser mantenido en el transcurso del texto elaborado). Antes de adoptar un estilo para citar, el estudiante deberá verificar si responde a cuanto solicitado por el propio docente o tutor:

  • Chicago NB
  • APA Style
  • Chicago B

Para conocer más acerca de estilos de citas y derechos de autor ver: Giorgio, Spedicato (2011) Il diritto d’ autore in ambito universitario. Semplicissimus Book Farm