vai al contenuto della pagina vai al menu di navigazione
 

La historia y sus causas.

Lorenza Sebesta conversa con Juan Carlos Torre.
EEB jun 16 web

Toda actividad histórica implica, ante todo, una selección de hechos y toda selección comporta un elemento meta-empírico: postula una cosmovisión o, más modestamente, un punto de vista. Es por eso que Benedetto Croce decía que cada historia es historia contemporánea. A partir de esta urgencia, cada historiador se dispone a darle una explicación a los hechos. En primer lugar, busca sus causas. Y se encuentra con problemas. Por ejemplo, no hay en el estallido de una guerra el mismo tipo de causalidad que encontramos en el derrumbe de un edificio. Es decir, ¿cuál es el tipo de causalidad que busca el historiador?; y ¿dónde tiene que buscar las causas? ¿En una constelación de fuerzas externas, en las personas, en algún orden natural o trascendente o, tal vez, en una casualidad?

 

Textos elegidos

Carr, Edward Hallett, “La causación”, en ¿Qué es la historia?, Barcelona: Seix Barral, 1978, pp.145-170.

Torre, Juan Carlos, ¿Qué hubiera pasado si hubiese fracasado el 17 de octubre de 1945?. en Niall Ferguson, Historia Virtual: qué hibiera pasado si?, Madrid: Taurus, 1988, pp. 271-312.


Lorenza Sebesta
es historiadora. Tiene estudios universitarios en Sciences Po de París y Florencia, donde obtuvo su doctorado en historia de las relaciones internacionales. Se ocupa de seguridad, violencia, historia de la tecnología en el siglo XX e integración europea. Su último trabajo es: “El mercado: ficción y realidad de una metáfora europea”, en Eadem Utraque Europa, a. XI, n.16, agosto 2015.

Juan Carlos Torre es sociólogo y doctor por la École des Hautes Études en Sciences Sociales de París. Profesor emérito de la Universidad Torcuato Di Tella. Sus principales áreas de interés son el peronismo y el movimiento obrero. Entre sus publicaciones se destacan: Ensayos sobre movimiento obrero y peronismo, Buenos Aires: Siglo XXI, 2012; La vieja guardia sindical y Perón. Sobre los orígenes del peronismo, Buenos Aires: Ediciones Razón y Revolución, 2011, [1ª ed., 1988]; La época del peronismo, Buenos Aires: Sudamericana, 2001.

 

 

Reseña

Sebesta inició la conversación haciendo mención al encuentro precedente, donde se había discutido sobre el intento fallido de las ciencias sociales en fortalecer su prestigio tomando prestado el método de las ciencias duras. Tal como habían explicado los oradores, las herramientas intelectuales y prácticas que sustentan el método científico, esto es  medición, experimento y ley, no pueden aplicarse para tratar de entender el mundo social.

La conversación con Juan Carlos Torre partió de este presupuesto, es decir de la imposibilidad, por parte de los historiadores, de hablar de causas del  mismo modo que lo hacen los físicos. De allí en más, Torre realizó un apasionante recorrido hecho de anécdotas personales, observaciones eruditas y ejemplos concretos sobre los muchos  desafíos que enfrenta el historiador a lo largo de su trabajo.

Subrayó la dificultad de formular conjeturas y, al mismo tiempo, dar rigurosidad al propio pensamiento, dado que la historia es un universo de muchas posibilidades y por esa razón lo que se logra reconstruir no son determinaciones (determinanti), sino probabilidades. Habló de la necesidad de pasar de las explicaciones causales (determinación) a aquellas condicionales (probabilidad).

Solicitado  por Sebesta a hablar de cómo el historiador elige su objeto de estudio en  el “caos” de los acontecimientos, Torre puntualizó  dos medidas principales: la selección que se hace en base al  interés de cada investigador y aquella que se hace por medio de algunas “operaciones cognitivas”. Al explicarlas, hizo mención al método contra fáctico y al método comparativo como dos herramientas posibles para indentificar los causantes de ciertos fenómenos.

Luego se refirió a un cierto cambio de actitud de los historiadores en Argentina a lo largo de los años 70 y 80, cuando a la por entonces clásica  pregunta del “por qué”, se fue añadiendo aquella sobre el “cómo”. Fue así  que a la búsqueda de leyes impersonales (mayormente económicas) detrás de los acontecimientos  se agregó, y a veces se sustituyó, la narración de los mismos y de los comportamientos personales. Siguió un intercambio sobre la responsabilidad individual y la Providencia, es decir, del peso de la contingencia en la historia.

La conversación finalizó con un rico intercambio con el público en el cual Torre aclaró el tema de las ventajas y de los límites del método contra fáctico, que él mismo utilizó  en su clásico ensayo sobre el 17 de octubre 1945.

Contacto

Formulario de Inscripción EEB

Lugar: Auditorio de la Universidad de Bolonia, Marcelo T. de Alvear 1149, 4º piso

Actividad libre - cupos limitados.

More info
Inicia: 18:30 hs.